La temática nació de forma conjunta entre el equipo del Plan de Apoyo Integral, los Programas de Acompañamiento APRENDE y PACE ULS y la Oficina de Seguimiento del Egresado (OSE), para apoyar a la comunidad universitaria en el manejo de sus emociones.

Distintos estados emocionales son a los que se ha visto enfrentada gran parte de la sociedad chilena, producto de la crisis sanitaria que surgió hace ya cuatro meses en el país. Esta situación, ha obligado a las personas a adaptarse a un contexto en el que conceptos como quedarse en casa, el teletrabajo y las clases virtuales, han llegado para formar parte de la nueva realidad.

Por un lado, profesores y estudiantes han tenido que aprender a convivir con nuevas metodologías de enseñanza y aprendizaje, donde la tecnología ha sido la protagonista de su quehacer cotidiano. Por otra parte, padres y madres han tenido que verse sometidos a distintos roles, donde han tenido que lidiar entre el trabajo y las labores propias del hogar. Este hecho, ha traído el surgimiento de estados como el estrés y la ansiedad, que han repercutido en la vida diaria de las personas, tanto a nivel emocional como corporal.

En este contexto, los psicólogos Rodrigo Davanzo (OSE), Mg. Bárbara Mejías (APRENDE PACE ULS), Rosana Toro y la educadora diferencial Alejandra Galleguillos (Plan de Apoyo Integral) junto a la terapeuta Andrea Soto (OSE) llevaron a cabo el conversatorio “Emociones y Pandemia: ¿Cómo manejarlas?” espacio en el que compartieron diversas recomendaciones sobre qué hacer en caso de sentirse angustiado, estresado o ansioso, especialmente en este tiempo de contingencia.

“El tema del estrés se refleja en un nivel emocional y en otro corporal, y la idea es trabajarlos de forma conjunta. El cuerpo me está dando la señal de que hay algo que está pasando a nivel emocional. Por tanto, al estrés no hay que entenderlo como algo positivo o negativo, pues las emociones siempre van a estar, y lo importante es contar con ellas de forma necesaria, para poder conducirlas y sean lo más llevaderas posible, pues esto nos permitirá transitar con un mayor bienestar nuestro día a día” expresó el coordinador de la OSE, Rodrigo Davanzo.

Asimismo, lo manifestó la psicóloga Rosana Toro, quien se refirió a que lo primordial se encuentra en el reconocimiento y comunicación de las emociones, y el estilo de vida que se lleva. “Usualmente no nos han educado emocionalmente, y ésa es una de las grandes carencias que tenemos como sociedad. Para poder hacer frente a esto, hay que detenerse y preguntarse qué me pasa y cómo me estoy sintiendo. Por tanto, lo primero que debo hacer es tomar consciencia de esa emoción; luego debo comunicarla, por lo que es importante fortalecer las redes que dispongo; y finalmente el mantener un estilo de vida saludable me permitirá alivianar esas tensiones que estoy sintiendo. No hay nada de malo en pedir ayuda profesional o dentro de un círculo cercano, hay que tener claro de que está bien no estar bien, no debemos exigirnos a estar perfectos ni estar bien si no lo sentimos”, profundizó.

Complementario a ello, la terapeuta holística, Andrea Soto enseñó algunas técnicas de relajación, las que pueden practicarse en cualquier momento y lugar.

Finalmente, la coordinadora Psicoeducativa de APRENDE – PACE ULS, Mg. Barbara Mejías, destacó la realización de la instancia y el poder contar con un momento de diálogo. «El taller se realizó pensando en toda la comunidad ULS para dar vida a un cuidado comunitario. Todos somos parte de esta comunidad y el bienestar social es responsabilidad de todos. Resultó un encuentro muy bonito, el espacio fue de mucho respeto, la recepción de los participantes fue positiva y nos sentimos todos muy contentos de poder vernos en un espacio común compartiendo y colaborando estudiantes, docente y funcionarios, unidos frente a esta situación país que nos afecta a todos y todas”.

Escrito por Daniela Ledezma, Plan de Apoyo Integral y Daniel Aguayo, APRENDE – PACE ULS.